Aprueba Cabildo ampliación de empresa metalmecánica; generará 60 empleos más

Al aprobar el Cabildo de Córdoba, las solicitudes de cambio de uso de suelo para un desarrollo habitacional en condominio y la ampliación de una empresa metalmecánica que generará 60 empleos adicionales a su plantilla laboral, el presidente Tomás Ríos Bernal, anunció que en la primera quincena de octubre, se tendrá un panorama más amplio hacia dónde debe encausarse el desarrollo urbano del municipio.

“Estamos hablando con el urbanista Alfonso Iracheta para que nos venga a dar un panorama de hacia dónde va nuestra ciudad, en base al estudio que viene realizando, ahí encontraremos las respuestas en torno al tipo de desarrollos habitacionales, industriales y comerciales, así como la conveniencia o no de contar con una ciudad compacta o extendida”, destacó en su intervención durante el análisis de los puntos 6 y 7 de la XLII Sesión de Cabildo.

Tomás Ríos afirmó que ha instruido a Obras Públicas a ser muy cuidadosos a la hora de extender permisos de construcción, no se deberán dar a diestra y siniestra sino mediante un profundo estudio, pues Córdoba debe conservarse como una ciudad verde y desgraciadamente, se está dando “mucho cemento”.

“Hay muchas casas deshabitadas en la ciudad, por lo que organismos como el Infonavit deberán buscar métodos para recuperarlas y ofertarlas, en tanto que el Ayuntamiento deberá dar facilidades y hasta exenciones fiscales para aprovechar predios sin uso dentro de la cabecera municipal, pues el seguir desarrollando conjuntos habitacionales fuera de Córdoba, encarece la vida de los trabajadores”, destacó.

En esta Sesión, se sometió a análisis la solicitud de la desarrolladora Casas Herrero para el cambio de uso de suelo, de área verde a habitacional, en el ejido Brillante Crucero, para la construcción de 120 viviendas de interés social multifamiliar, lo que no implica una autorización para su edificación, pues deberá cumplir con lo establecido en la Ley de Protección Civil, en la Ley de Reducción de Riesgos y en todos los lineamientos establecidos por la SEDEMA.

Este punto fue aprobado por mayoría, ante las dudas de ediles priistas por conocer el cumplimiento de todos los requisitos legales para evitar dar permisos para la construcción en zonas de riesgo; no obstante, Saúl Castilla, jefe de Asentamientos Humanos en la Dirección de Obras Públicas, informó que el planteamiento es dejar una densidad del 48 por ciento para construcción y el resto como área verde, dado el tipo de suelo, lo que no implica algún tipo de riesgo para la edificación de las viviendas, no obstante, la constructora deberá contar con todos los permisos legales como impacto ambiental, dictamen de Protección Civil estatal y los lineamientos establecidos por la SEDEMA.

En el punto de acuerdo se delimitó al 42 por ciento para la construcción de viviendas y el resto deberá conservarse como área verde, siendo avalado por 6 ediles de los 10 asistentes.

Respecto a la solicitud de una empresa para cambiar el uso de suelo, de habitacional a industrial, el Cabildo avaló por unanimidad dicha propuesta, pues eso implicará dar las facilidades para que se amplíe y genere el doble de plazas a las que tiene en este momento, que son 60.

Los ediles coincidieron en la necesidad de generar las condiciones para la inversión y el empleo, además de que en la zona de Tranca de Tubos, ya existen muchas empresas y talleres, por lo que no tuvieron mayor reparo en aprobar dicha solicitud.

La empresa ya tiene años asentada en la avenida 53 entre calles 11 y 13, de Tranca de Tubos, por lo que sólo se está formalizando el cambio de uso de suelo.