Fortalece Córdoba acceso a la educación en la zona rural

Fortalece Córdoba acceso a la educación en la zona rural
  • Bibliotecas de El Bajío y Loma Grande reciben mensualmente a 800 escolapios; padres dan mayor importancia a estos espacios.

Tanto la biblioteca de El Bajío como el Kiosco Digital de Loma Grande han funcionado favorablemente en el reforzamiento de la educación en la zona rural de Córdoba, en donde cada vez son más los padres de familia que optan por acercar a sus hijos a estudiar o practicar alguna actividad relacionada con la lectura y la cultura, tan sólo entre la biblioteca y el Kiosco Digital se reciben más de 800 visitantes de manera mensual.

Raúl Domínguez Martínez, coordinador de Bibliotecas en el Ayuntamiento de Córdoba, informó que este jueves el acervo bibliográfico del Kiosco Digital de Loma Grande se inaugurará con 300 libros a disposición de los visitantes, que generalmente acuden en horario vespertino y representan una edad de los 10 hasta los 16 años.

Recordó que el kiosco digital se inauguró en marzo pasado y desde entonces ha brindado atención en un horario de 9:00 de la mañana a 6:00 de la tarde, los sábados únicamente de 9:00 a 2:00 de la tarde, mientras que existe un encargado que coordina el acceso y uso de las herramientas.

“Estos libros que llevaremos son de todo tipo, pero más que nada infantiles, cuentos, de matemáticas, de consulta general, ahí podrán aprender y practicar la lectura y la comprensión los pequeños, así es que además de las ocho computadoras que se tienen en el kiosco ahora podrán realizar consultas los menores, es importante señalar que diariamente acuden más de 60 jóvenes e infantes a este espacio, el cual en pocos meses se convirtió en una herramienta importante para sus tareas y aprendizaje”, dijo Domínguez Martínez.

En cuanto a la biblioteca enclavada en El Bajío, también acuden infantes de otras comunidades como Matlaquiahuitl, aunque no se tiene la misma respuesta en la zona rural que en la zona urbana en cuanto al uso de bibliotecas, los padres de familia ya prefieren que sus hijos acudan a la escuela y se apoyen con tareas en las bibliotecas, a que se queden ayudando siempre en labores del campo.

“Hemos pedido mucho el apoyo de los padres de familia, de los mismos maestros y cada vez son más quienes acuden a las actividades en la biblioteca o el kiosco digital, por ejemplo, en el verano se llegan a inscribir hasta 50 escolapios en los cursos, hacemos labor ardua para convencer a los papás que sus hijos sigan aprendiendo, jugando en una biblioteca donde pueden encontrar de todo, 3 mil 500 libros y cinco computadoras muy útiles”, añadió.

El funcionario municipal recordó que el taller “Un Verano Divertido” iniciará el próximo lunes 24 de julio en las cinco bibliotecas del municipio, incluyendo El Bajío, donde los menores aprenderán de manera divertida sobre ciencia y tecnología, lectura y redacción, medio ambiente, así como practicarán deportes.