Natsu Nakajima, la luz de la danza en la oscuridad

Natsu Nakajima, la luz de la danza en la oscuridad
  • Envolvió a Córdoba con sublime presentación en el marco del IX Festival Carballido, que este miércoles rindió homenaje a Ida Rodríguez

 
Con la presentación estelar de la bailarina y coreógrafa  japonesa Natsu Nakajima, terminó el tercer día del Festival Emilio Carballido en su novena edición, que además, rindió homenaje a la investigadora, académica y gestora cultural Ida Rodríguez Prampolini, contemporánea del dramaturgo cordobés.

La noche lluviosa de este miércoles en Córdoba, propició un ambiente especial para la presentación de la japonesa Natsu Nakajima, que con una sublime danza envolvió al teatro Pedro Díaz, siendo la luz de la danza en la oscuridad; comunicándose con el público a través de su cuerpo en movimiento sobre el escenario.

La japonesa habrá de presentarse nuevamente este jueves, en el mismo escenario con su obra Like Smoke, Like Ash (como el humo, como ceniza).

Al mediodía de este miércoles, se presentó el documental sobre la vida de Ida Rodríguez Prampolini en el que la investigadora narra pasajes de su vida personal y lo académico así como el legado cultural que dejó a su paso, acompañando a los ponentes su hijo Daniel Goeritz Rodríguez, en tanto que también se presentó el libro 20 años del grupo Contadores de Mentira y la revista Tramoya, con el director teatral Cleiton Pereira y Luis Martín Garza.

Por la tarde, el teatro continuó deleitando al público cordobés y de Amatlán, que por primera vez se presentó con una de las grandes obras del dramaturgo cordobés: Rosa de dos Aramos, puesta en escena por la compañía española Perestroika-A-Tak, bajo la dirección de Boris Rotenstein.

En tanto que en el teatro del IMSS, en esta ciudad, Pina Morayta con su compañía Teatro Cuatro, presentó “Ni princesas ni esclavas”, de Humberto Robles, en donde los actores supieron reflejar la comedia teatro y el sarcasmo de la trama que versa sobre tres mujeres.

Por último, cautivó al público la presentación de la máxima exponente de la danza Butoh japonesa, Natsu Nakajima. La oscuridad del teatro Pedro Díaz se rompió con la silueta de la bailarina, enfundada en una vestimenta blanca, con maquillaje en el mismo tono.

Sus movimientos lentos e imaginativos pero sumamente expresivos para comunicar su arte, siendo la oscuridad el elemento fundamental que invita al espectador a la interioridad de su ser.

El presidente Tomás Ríos Bernal fue el encargado de reconocer a Natsu Nakajima al término de su presentación, y a nombre de los cordobeses agradeció que tejiera en su cuerpo, en el silencio toda una historia que junto con la melodía, cada uno de nosotros seguramente habrá tejido una historia de cada movimiento expresado por Nakajima, reconocimiento que se entregó bajo una gran ovasión del público.

Para este jueves el festival continuará con sus actividades, entre ellas la presentación de la obra “Únete Pueblo” de Emilio Carballido, presentada por la Casa del Teatro bajo la dirección de Ricardo Verástegui a las 17:00 horas en la telesecundaria Emilio Carballido, en ese mismo sitio a las 17:30 se presentará la obra “Moliére por ella misma” de Francoise Thyrion, Silvia Kater, con dirección de Tomás Ceballos, mientras que a las 18:00 horas en el teatro del IMSS estará la obra “El gordo” de Oscar Liera.

Para quienes no pudieron acudir la noche de este miércoles a admirar el trabajo artístico de Natsu Nakajima, nuevamente se presentará en el teatro Pedro Díaz este jueves en punto de las 20:00 horas.