Se reubica totalidad de locatarios; avanza remodelación del Revolución

En esta semana, la totalidad de los 189 comerciantes del área comprendida en la primera etapa de remodelación del mercado Revolución, habrán suscrito las cartas compromiso, en tanto que a partir de este martes, habrá de demolerse la totalidad del área comprendida en la primera etapa.

Los trabajos de remodelación se realizarán en 2 turnos para cumplir con el programa de obra, en tanto que el departamento jurídico dará respuesta a los planteamientos formulados por 33 locatarios a fin de poder suscribir las cartas compromiso de la totalidad de vendedores contemplados en la primera etapa.

 

“La instrucción del alcalde Tomás Ríos es atender a todos y cada uno de los locatarios que no han suscrito las cartas compromiso, no tanto porque se opongan al proyecto, sino porque han planteado algunos cuestionamientos adicionales que requieren para tener certeza total, lo que se está haciendo a través de las cartas compromiso”, destacó el síndico Luis Alberto García Hernández.

Este lunes, un número importante de locatarios solicitó audiencia con el presidente Tomás Ríos, quien personalmente dialogó con los vendedores y encargó a la Sindicatura, al Jurídico, a Desarrollo Económico y Obras Públicas dar toda clase de explicaciones y no quede la menor duda sobre los tres ejes dictados por el alcalde, como lo son el respeto a sus giros, al número de metros y de locales.

Se espera que los 33 comerciantes sin firmar las cartas compromiso, lo puedan hacer en el transcurso de esta semana, no obstante, los trabajos continúan su curso, con la colaboración de los vendedores que desde el sábado pasado, procedieron a cambiarse a sus espacios temporales sobre la avenida 8 y calle 9.  Para la tarde noche de este lunes, se retirarían los últimos comerciantes.

Por su parte, José Javier Medina Rahme, director de Obras Públicas, indicó que la obra de remodelación no se ha visto afectada, se ha estado trabajando y ahora que se reubicaron los vendedores, se trabaja en turnos para concluir la demolición de muros y locales contemplados dentro de la primera etapa.

“Se está trabajando en turnos para cumplir con las metas programadas del avance de obra, no hay mayor problema en este momento”, precisó.