Ciudad

Header image default

Historia

Fundada en 1618 en las Lomas de Huilango, por cuatro representantes del virrey Diego Fernández de Córdoba, a quien se debe su nombre.

Debido a que los negros cimarrones y el Yanga constantemente asaltaban y atacaban a quien se toparan a su paso en el camino de Veracruz-México, obligó a los españoles a establecerse en uno de los sitios intermedios de los esclavos, con el objetivo de proteger el tránsito de los súbditos reales.

Andrés Núñez de Illescas, Diego Rodríguez, Juan Cristóbal de Miranda y García Arévalo, fueron los cuatro hombres procedentes de San Antonio Huatusco, quienes pidieron al marqués de Guadalcázar y a Diego Fernández de Córdoba, virrey de la colonia, la fundación de la Villa, por lo que el rey Eduardo III la autorizó el 29 de noviembre de 1617.

El establecimiento se hizo en el entonces conocido "Lomas de Huilango" por 30 jefes de familia, de ahí la expresión histórica, "La Ciudad de los 30 Caballeros", como también es conocida.

Los cordobeses también participaron durante la guerra de Independencia en 1821, cuando hicieron resistencia a las fuerzas realistas del coronel Manuel Hevía, en defensa del Plan de Iguala y del Ejército Trigarante.

Mientras que el 24 de agosto de 1821, se reunieron en la población cordobesa: Agustín de Iturbide, Jefe del Ejército Trigarante y Juan O'Donojú, último virrey de la Nueva España, para firmar Los Tratados de Córdoba, mediante los cuales se reconocía la independencia del país y se daba fin a la guerra.

En 1642 se estableció la primera hacienda de caña de azúcar que se llamó de Guadalupe, fundada por Juan García Valeros, alcalde de la Villa, aunque años más tarde se introdujera el cultivo del café y del mango manila, lo que ayudó a mejorar las condiciones económicas.

En 1830 se le concedió la categoría de ciudad; y para el año de 1880 se le otorgó el título de heroica, por los hechos importantes en los que se participó y que contribuyeran a la Independencia de México. Incluso, por su relevancia, en 1916 fue declarada capital del estado de Veracruz.

Fiestas y Tradiciones

Córdoba se viste de gala cada 21 de mayo, donde con un desfile conmemorativo se recuerda la Batalla ocurrida en 1821, con la que se dio a la ciudad el título de heroica. Este día los estudiantes participan de un desfile cívico-deportivo, en el que recorren las principales calles de la ciudad.

El 24 de agosto con un acto cívico y una serie de actividades culturales se recuerda a la firma de Los Tratados de Córdoba y la relevancia histórica que tiene a nivel nacional, debido a que con ello se logra la Independencia de México.

El 8 de diciembre se celebra la fiesta en honor a la Virgen de la Inmaculada Concepción, patrona de los cordobeses, y de la cual se desprende una leyenda en la que se cuenta que la imagen venerada fue tallada por unos ángeles.

Las tradiciones más emblemáticas de Córdoba son: el viernes de la Semana Santa con la Procesión del Silencio, donde los católicos recorren las principales calles acompañando a la Virgen de Dolores en su luto por la muerte de su hijo Jesús.

El 1 y 2 de noviembre con la colocación de altares y ofrendas por parte de los estudiantes en los arcos del palacio municipal con motivo al Día de Muertos. Mientras que, en diciembre, se efectúa el desfile navideño y el encendido del pino. Además de "La Rama", en tiempos de posadas y "El Viejito" en los últimos días del año.

Tratados de Córdoba

La Independencia de México nace el 24 de agosto de 1821, fecha en que el teniente general de los Ejércitos de España, Don Juan de O´Donojú y el primer comandante del Ejército Trigarante, Agustín de Iturbide firmaron Los Tratados de Córdoba, con los que se liberaba al país de la Corona Española, luego de una guerra de 10 años.

El manuscrito legal reconocía a México como una nación soberana e independiente como Imperio Mexicano. Los Tratados de Córdoba, no solo fueron el reconocimiento de la unión de las fuerzas insurgentes y realistas, sino un cuerpo jurídico estructurado que siguió siendo utilizado hasta la formación del Primer Congreso Constituyente Mexicano, que generó tres años después la Constitución de 1824.

El 28 de septiembre de 1821 se firmó el Acta de Independencia de México, eligiendo a Agustín de Iturbide como presidente de la Junta Provisional Gubernativa, efectuándose un primer paso constitutivo, además de que en funciones ordenó modificar la Bandera Trigarante para que sus franjas fueran verticales con el orden de color: verde, blanco y rojo, al centro posada sobre un nopal, el águila real coronada que simbolizó el Imperio.

Ayuda Atención ciudadana
en línea